horno

Limpiar el microondas y el horno de nuestro hogar debe ser una tarea casi diaria. Por estos electrodomésticos pasa toda la comida que luego ingeriremos, por eso, la limpieza deja de ser una cuestión de estética y pasa a ser, más bien, una cuestión de higiene y de cuidado hacia nosotros mismos.

Todos sabemos que limpiar se convierte en una tarea tediosa que a nadie le gusta realizar, por eso hoy te enseñaremos algunas ideas para que limpiar tu horno sea algo sencillo y rápido.

Para comenzar deberás encender el horno y dejarlo en la temperatura más fuerte posible. Una vez caliente, baja el fuego y déjalo entibiar. Luego espolvoréalo con bicarbonato de sodio por dentro y déjalo actuar durante una hora.

Una vez frío el horno y pasado el tiempo, el bicarbonato de sodio se habrá encargado de remover toda esa gratitud y suciedad que tanto nos cuesta quitar. Solo resta pasar un paño húmedo y quitar todos esos excesos, y tu horno estará como nuevo para preparar otro plato exquisito.

También te puede interesar:  Hormigón traslúcido