Muchos de vosotros os habréis dado cuenta de los elementos que se repiten en más de un interiorismo. Sofás, mesas, cuadros y sillas son elegidos por los expertos y colocados en más de un ambiente para demostrar su multifuncionalidad y combinación con cualquier estilo. Entre todos los diseños hay una gran mayoría que se trata de modelos vintage que hoy en día siguen presentes a la hora de organizar un espacio, como es el caso de la mecedora Eames.

Creada en 1950 por Charles Eames, esta mecedora y su versión en silla, han creado un antes y un después en el diseño de los asientos. La mecedora está fabricada en diversos materiales como polipropileno con fibra de vidrio para el asiento, madera abedul para el balaceo y metal para la estructura.


Esta mecedora es ideal para su cuarto, tanto en el que descansa como el de juegos, ya que puede adaptarse a cualquiera de los momentos. Su tamaño, un poco más grande que de costumbre, le obliga a estar en sitios un poco grandes, para que al balancearse en ella no acabemos rompiendo nada de nuestro alrededor.


Aunque en su mayoría esta pieza cuesta más que lo que un bolsillo medio se pueda permitir, siempre hay webs con replicas bien conseguidas que no dañan a nuestra economía. Hay más opciones en el mercado, eso sin duda, pero un clásico que ha sabido adaptarse a las tendencias desde hace más de 50 años, no debería pasar inadvertida a la hora de elegir una mecedora para los niños.

Una pieza de coleccionismo, buen gusto y elegancia que hará de allí dónde se coloque un rincón especial.

También te puede interesar:  Smallable I : Juguetes que estimulan