A la hora de comprar una mesa para el comedor qué es a lo que deberemos atender.

Evidentemente lo primero es saber con qué tamaño contamos. Esta información es vital para poder decidir por un modelo u otro.

Luego cuantas personas van a sentarse en la misma. Por ejemplo, tenemos poco tamaño y bastante gente para sentarse, en este caso la mesa ideal es la redonda donde entran muchas más personas que en una rectangular o cuadrada.

Habrá que tener en cuenta que una mesa es un mueble relativamente grande que acapara mucho espacio visual. Como manejar esto, si el espacio es pequeño o tiene poca claridad lo mejor sería poner una mesa de cristal.

El cristal tiene la ventaja de dejar a la vista el espacio no agobiando ni restando espacio, si lo combinas con sillas de materiales transparentes o de metal en rejilla tienes completado el espacio, y si es redonda pues eso te saldrá todo redondo.

Podría ser que pensaras que es muy moderno o que te gusta más la madera, bueno puedes poner una mesa redonda que tenga unas patas lo más livianas posibles y buscar unas sillas que no ocupen excesivo espacio.

Queda en evidencia que si el espacio del que disponemos es amplio la variedad de mesas y sillas a juego es mucho mayor y las dificultades se basarán más en el gusto.

¿Esto quiere decir que no podemos poner una mesa redonda?, ni mucho menos, si te gustan existen mesas lo suficientemente grandes como para que entren de 8 a 10 comensales y además puedes agrandarlas para que quepan muchas más.

También te puede interesar:  Decorar con un biombo reciclado

¿O que no podemos poner cristal?, bueno aquí va a depender, a mi por ejemplo no me gustan que los espacios grandes queden vacios, yo pondría un mesa de cristal pero con unas patas con cuerpo, que se vean y una sillas que le aporten más cuerpo. Pero si a ti te gustan los espacios diáfanos, puedes perfectamente emplear el ejemplo de mesa de cristal con sillas livianas de metal.

Fuente: fotos de internet.

Mury, un beso