¿Trabajas desde casa? Si es así, seguro que tienes un rincón para ti, una “oficina“. Claro, la ventaja frente a las oficinas normales y corrientes a las que hay que ir todos los días son muchas. Y no me refiero solo a que no hay que madrugar para salir con dos horas de tiempo, coger el metro y demás.

Bueno, no solo. Trabajar en casa y tener allí nuestra oficina nos permite concedernos algunas licencias. Por ejemplo, podemos decorarla a nuestro gusto. ¿Que te gusta el color? Pues no tienes por qué no llenar tu oficina de colores alegres y animados?

Un diseño más clásico, más actual, con muchas estanterías, con una mesa enorme… Puedes adaptarlo todo a tus necesidades sin ningún tipo de problma. ¿Necesitas alguna idea? No te preocupes, que aquí van unas cuantas…

Vía| Design sponge

También te puede interesar:  Las claves para una habitación con poco espacio
  • Pingback: Lo que he compartido hoy (6 July) | Navegando con Red()