Generalmente los papas primerizos tratan de hacer del dormitorio del futuro integrante de la familia un lugar de ensueño. La única complicación es que cuando empiezan a sacar cuentas realmente puede suceder que los números disparen al cielo. La única forma para que el dormitorio luzca maravilloso y el presupuesto no se dispare más de lo que pensábamos es estar organizados y diseñar cada detalle de manera previa para ahorrar en materiales y elementos.

No olvides ciertos puntos importantes para que tu bebe tenga un dormitorio adorado y tu bolsillo no sufra muchos cambios bruscos.
Recuerda que la seguridad es impagable así que trata de tomar todas las precauciones posibles antes de colocar los muebles, ya sea no poner la cuna cerca de la ventana, que el bebe no tenga acceso a enchufes, etc.

Puedes comprar muebles, tales como la cuna y placard de segunda mano y restaurarlos de manera practica, lijándolos y pintándolos del color que mejor vaya con el estilo que quieras para tu bebe. De igual manera trata de decorar de manera sencilla el dormitorio ya que cargar de forma abusiva el dormitorio no favorecerá al diseño y sí hará que tu bolsillo sufra muchos gastos.

También te puede interesar:  Feng Shui para la habitación del bebé