La Pintura no es un Detalle, Las Paredes Tampoco

0
14

La pintura de las paredes de nuestra casa jamás deberán ser un detalle más ni pasar desapercibido. Eligiendo el color adecuado puedes lograr cambios profundos, llamativos, impactantes y radicales, así como optimizar las virtudes y aplacar las desventajas de cualquier habitación.
Es importante saber que los colores pueden ayudarnos a mejorar nuestro estado de animo y hasta oficiar de terapias como la de trastorno de sueño y demás problemas relacionados con la salud.
Es muy importante la fuerza que tienen los colores y su incidencia en el organismo y las paredes son las fronteras donde debes plasmar tus necesidades.
Si no tienes mucha idea de que colores elegir aquí te daremos algunas opciones de color para tus paredes.

Por ejemplo en el baño es bueno usar colores tales como los azules, turquesas o verdes que ayudan a la relajación y naturalmente así lo asociamos con el agua.

La sala de estar o living admite el color que más nos guste siempre y cuando vaya bien con el resto de la decoración. Generalmente se usan tonos pastel por la relajación y neutralidad que le dan a la habitación pero puedes animarte por un marrón y toda su seguridad o un naranja y su fuerte vitalidad.

La cocina se asocia al blanco, ya que este color trasmite pulcritud, limpieza y además la moda hizo que los electrodomésticos se fabricaran en este color. Igualmente puedes optar por algún amarillo que aporta luz y mucha alegría.

El dormitorio es muy personal y se debe elegir teniendo en cuenta todos los detalles, pero generalmente las paredes lucen muy bien en colores como el verde pálido. Este color es frío y transmite paz, relax y descanso, ideal para un dormitorio.

Dejar respuesta