El papel pintado está muy de moda, y es una tendencia que va a más. A mí me gusta mucho, la verdad, pero reconozco que hay ocasiones en las que hay que tener cuidado con él. Sobre todo porque a veces, si nos pasamos con el papel o elegimos mal, el resultado puede ser un tanto agobiante.

Por ejemplo, el papel de la fotografía, con flores de colores, en las dos paredes, con una silla que tiene un cojín con más flores y esa alfombra de pelo en el suelo, acaba asfixiando un poco la estancia. ¿No te parece que hubiera sido mejor un papel con un dibujo más aireado?

Otra alternativa para estos casos es pintar una pared en blanco, o en un tono suave, y dejar la otra con el papel. Aunque bueno, para gustos, colores. Y lo cierto es que no queda feo, y también habría que ver el resto de la habitación para determinar si el conjunto es o no agobiante.

Eso sí, ¡cuantas flores! ¡Viva la primavera!

Vía| Vintage and chic

También te puede interesar:  6 Ideas para decorar con cuadros hechos de material reciclado
  • Pingback: Decoracion.BlogsInside.com » Blog Archive » La primavera llega a… ¡las paredes!()