La ropa de cama, tipos de telas

Con tantas opciones en el mercado, la compra de tu ropa de cama, puede ser una experiencia abrumadora. Consultando ideas y consejos de algunos expertos, he elaborado esta serie de guía completa, para que te ayude a comprar de manera inteligente tu ropa e cama para tu habitación, que sepas ahorrar y puedas escoger las mejores opciones.

Las telas se escogen por el número de hilos de cada metro cuadrado, a mayor densidad de hilos, mejor calidad. Lo mismo ocurre con los edredones nórdicos, a mayor densidad de cantidad de plumón natural, mejor será el edredón, más que uno con poca densidad y hecho con fibra sintética.

No solo debes fijarte en la cantidad de hilos, sino también en la composición de este, y cual debe adaptarse a tus necesidades. Aquellas telas fabricadas con algodón y poliéster, son más resistentes a las arrugas, pero no atrapan el calor corporal, pero hace sentir a la persona más fresca en épocas de más calor.

Hay diferentes tejidos que tienen calidez y suavidad. Hay ropa de cama hecho con materiales naturales como el algodón, y otros materiales como el bambú, el cachemir, la seda o el lino, que suelen ser transpirables, son cómodos y muy duraderos.

La decisión ante como escoger la mejor tela, es opción de cada uno y va sobre gustos: la apariencia nítida del percal da una sensación formal, el brillo del satén da un look relajado y elegante, el bambú da una opción ecológica, el algodón da sensación de recogimiento y mullido, etc.

El tipo de tela no influye en su apariencias y en su durabilidad, pero si tiene un impacto en el precio. Las telas que son raras o exóticas, o que tiene un proceso especial, como el cachemir mongol (a partir de la lana de una cabra de raza rara), y de sedas teñidas a mano, el precio variara en el aumento, mas que en las fabricadas con algodón o en poliéster.

También te puede interesar:  Decoración dormitorios Provenzal

Fuente: Wikipedia