En los últimos tiempos se ha visto una tendencia de las viviendas bioclimáticas, en este artículo nos referiremos a ellas enfocándonos en lo que te beneficiará a ti y a tu familia.

Piensa que existe la posibilidad de aprovechar cada una de las condiciones climáticas de la región en donde habitas para que tu hogar se vuelva un sitio más confortable y ecológicamente adaptado al medio.

tendencia de las viviendas bioclimáticas
Fuente: Carolina Zuluaga

Si existieran las condiciones apropiadas podrías sacarle mayor provecho a la luz solar, al agua de la lluvia, al viento ahorrando una suma importante en los recibos de luz, además los días de verano por el correcto aprovechamiento del aire tu hogar se mantendría fresca.

Lo cierto es que en la actualidad sacarle provecho a estas condiciones es posible gracias a los adelantos en la arquitectura. Las viviendas bioclimáticas son casas que han sido diseñadas y construidas para sacarle el máximo provecho posible a las condiciones naturales de la zona.

Esta forma de construir una vivienda en realidad no es nueva, desde hace siglos es usada en diferentes países y culturas. Por ejemplo, los árabes saben usado captadores de aire para aprovechar las corrientes de vientos y así poder mantener las viviendas frescas en medio del clima desértico. La diferencia es que en la actualidad también podemos aprovechar la energía solar y volver a usar el agua de lluvia, entre muchas alternativas.

La casa deberá contar con una determinada posición de las ventanas para poder regular la temperatura. Esto es necesario en las zonas de climas fríos y nublados, según la orientación de los cristales se podrá captar la luz y el calor del sol. Así las habitaciones no tendrán que gastar en energía eléctrica. Al aprovecharse más la luz natural el consumo de luz disminuirá.

También te puede interesar:  Decoración ecológica y sostenible

Los expertos en la materia consideran que una óptima fuente de ventilación natural son las chimeneas, a contar con una abertura en su parte superior permite la correcta circulación del aire, refrescando y evitando el uso de aire acondicionado.

La construcción de los patios interiores pueden servir para que los espacios se mantengan frescos. Las jardineras con plantas y las enredaderas fuera de la casa funcionan como un aislante natural del ruido. Además de ayudar a la oxidación y darle un bonito aspecto a tu vivienda.