La trona Ovo de CuldeSac

Cuando en la decoración de tu hogar irrumpen los coloridos accesorios de los niños, muchas veces rompen con la armonía del ambiente creado anteriormente de forma cuidada. Por eso son cada vez más los accesorios para niños y bebés los que se diseñan para ser vistos y admirados, desarrollando la función para la que han sido diseñados.

Este es el caso de la trona Ovo diseñado por el estudio español CuldeSac optó por profundizar en el lenguaje de muebles para niños y, lo ha traducido a los espacios en los que va a convivir. Así la trona Ovo es capaz de vivir entre los niños y los adultos, sin necesidad de que sea retirada después de usarse, gracias a la adaptabilidad de su diseño.


Una vez que los aspectos estéticos se han resuelto, nuestra admiración recae en su funcionalidad, ya que esta compuesta por telas lavables, riendas de bebé, bandeja regulable y reposapiés.

La silla alta Ovo añade un ingrediente emocional, ya que los accesorios y las piernas de la trona se adaptan fácilmente al crecimiento del niño. Así no es necesarios reemplazar la pieza por otra nueva cuando el niño empieza a desarrollarse.

Esto implica que la silla Ovo le acompañará durante más tiempo que cualquier otra silla del mercado. Algo muy adecuado, teniendo en cuenta la reducida economía de las familias con y sin niños.

Un valor que rompe con la típica y dañina afirmación, que en multitud de ocasiones enfrenta diseño y funcionalidad.

Por eso os recomendamos pasear entre las muchas propuestas del estudio CuldeSac y, buscar siempre la doble funcionalidad en los productos que vayamos a adquirir.

También te puede interesar:  Luz en el dormitorio de los niños