Vale, un salón así no es fácil de encontrar y muy difícil de adquirir. Pero desde openDeco queremos enseñaros algunos interiores de cine que puedan daros ideas prácticas y funcionales para vuestros hogares.  ¿Y por qué no?,  también soñar un ratito con que tenemos 400 metros cuadrados vacíos para llevar a cabo todas nuestras magníficas ideas en decoración de interiores. En este caso, tenemos ante nosotros el salón del apartamento de Renée Zellweger en “Abajo el Amor”, película del año 2003.

Para entrar en este apartamento debemos viajar en el tiempo hasta los años 60′ y las peculiaridades estéticas de aquellos años. Para empezar, se dio una auténtica explosión de colores tanto en la moda como en los hogares.  Un sillón semicircular rosa ocupa el centro de la primera planta de la casa.  Lo que más llama la atención es la combinación de colores pastel de suelos y paredes con los rosas más chillones en el sillón, complementos y decoración de paneles en las paredes. Fijaos también en la combinación de formas y colores de los cojines. Tenemos triangulares, cuadrados, circulares en colores rojos, verdes, azules.

También son interesantes las estanterías que aparecen tras el sillón en el que se juega con la asimetría de los huecos y con las formas de los objetos de vidrio que se apoyan en dicho huecos. ¿Y qué me decís de esas butacas rosas? ¿Sesenteras, verdad? Para saber si son cómodas habrá que preguntárselo a Renée, pero su aspecto combina a  la perfección con el resto de la estancia. Fijaos en que todos los elementos están perfectamente adaptados a la peculiar estructura circular de la planta. Y es que, ya sea en un apartamento ostentoso como este, o en un pequeño estudio, lo importante es adaptar nuestros muebles y diseño de interiores al espacio del que disponemos.

También te puede interesar:  Una cocina al estilo rock and roll
  • Pingback: Sex in the kitchen / Blog de Decoración y Pinturas - TotPint()