En ocasiones uno se encuentra con obras maestras decorativas que sabe que nunca va a poder tener. Pero, ¿qué importa? Al menos, podemos compartirlas con los demás. Este es el caso de esta lámpara de diseño de la firma Scabetti. Una pieza de lujo de aspecto inigualable que es una de las joyas de la corona de la firma inglesa.

Esta lámpara de techo ha sido diseñada por Dominic Bromley para Scabetti. La idea parte de representar el flujo de unos peces nadando en remolino. Tallados en hueso se ha recreado de manera fascinante esta curiosa sensación que siempre hemos observado en el movimiento de un cardumen.  

Hasta ahí, la idea es fabulosa, pero es que además Bromley ha sabido rentabilizar el aspecto de la lámpara para crear un juego de luces espectacular. Gracias a los huecos asimétricos que dejan los peces se genera una filtración de la iluminación realmente sorprendente. Y es ahí donde reside, quizás, el mayor atractivo de esta lámpara de diseño.

Colgada del techo, dota al espacio de un dinamismo pocas veces visto. Y es que, una buena lámpara debe combinar ambos aspectos. Por un lado, lograr una apariencia interesante de la pieza y, por otro, no olvidar el aspecto eminentemente práctico de cualquier lámpara: iluminar adecuadamente una estancia.

El éxito de esta pieza ha sido extraordinario desde su aparición hace unos años y sigue siendo una de los productos más codiciados de Scabetti. Tanto, que la firma sigue lanzando variaciones partiendo del diseño original, como una en la que los peces son dorados y la luz resultante es de esa tonalidad.

También te puede interesar:  Decora con velas flotantes

¿El precio? Cuando la web no informa de él y hay que ponerse en contacto con la firma para averiguarlo ya sabemos por donde los tiros. No obstante, observar esta obra maestra de inspiración marina sigue siendo una delicia.