Lo cierto es que las lámparas me encantan. Se trata de un elemento decorativo que puede quedar muy bien en cualquier rincón de la casa, de la oficina… Sea como sea, no hay duda de que las lámparas, además de una parte funcional, tienen un sentido estético que puede ofrecer muchas posibilidades a la decoración.

En este sentido, me parece una idea realmente estupenda elegir lámparas originales, que tengan un estilo diferente y llamativo, como por ejemplo, esta opción de Almerich, una marca en la que puedes encontrar ideas para la iluminación muy bonitas y con mucho estilo.

Aquí tienes otra imagen de esta original lámpara, para que veas lo bien que pueden quedar. Y de paso… ¿ qué te recuerda?

Seguramente habrás acertado, porque no hay más que fijarse en la lámpara para descubrir que está inspirada en uno de los juguetes que mejores ratos nos ha hecho pasar a todos en la infancia:el yoyó.

¿No te parece una idea de lo más divertida?

Puede quedar genial en cualquier rincón de la casa, aunque merece la pena que no esté rodeada de muchas cosas, para que se luzca más el detalle en rojo, que simula la cuerpecito de los yoyós, aunque en este caso se trata de un cable eléctrico que, por cierto, mide unos 10 metros.

La colección yoyó está formada por una lámpara de suelo y una luminaria de suspensión, por supuesto, también inspirada en el yoyó.

Sin duda, es una colección ideal para dar una luz de ambiente muy acogedora y además, tiene un toque de diseño muy original, que convierte a la lámpara, además de en un elemento funcional de la casa, en una parte más de la decoración, con un estilo y una personalidad muy definidos.

También te puede interesar:  Una lámpara que se mueve

La entrada de casa puede ser un lugar ideal para la lámpara de suelo, aunque el salón también es una opción estupenda tanto para esta lámpara como para la luminaria.

Vía| Almerich