Lámparas antiestrés

0
104

Hay que reconocer que cuando una está estresada, vienen de maravilla esos muñequitos para poderlos apretar. Aunque si no tienes uno a mano, a lo mejor puedes estrujar una lámpara.

No, no estoy desvariando. Se trata de una lámpara como estas, unas originales esferas de silicona que tienen esta característica: se pueden estrujar.  Diana Lin, su diseñadora, es la primera que lo explica.

De hecho, la luz suave que emiten tiene como objetivo el crear una atmósfera cálida, con luz indirecta, ideal para relajarse. Las puedes colocar en el rincón que más te guste, o incluso se pueden colgar de un soporte.

Eso sí, tenlas a mano, para poder apretarlas cuando quieras… :)

Además, no me parecen caras, cuestan 133 euros (a los que hay que añadir los gastos de transporte).

Vía| Chicageek

Dejar respuesta