La iluminación en el hogar toma posiciones y ya no nos conformamos con las típicas lámparas de siempre.

Aquí dos ejemplos de como este campo se revoluciona. La lámpara colgante “Campari Light” es una iluminación de suspensión excepcional de “Ingo Maurer”. Diez botellas de Campari originales no sólo dan una luz fascinadora en rojo, sino que también quitan la sed, si procede. La recopilación de la lámpara consiste en un cable sintético transparente que incluye un iluminador en su centro. Cada Campari-botella puede ser separada, y la lámpara es ajustable a la altura deseada. Esta lámpara es conveniente para alturas de hasta tres metros. La longitud estándar del cable asciende a 155 centímetros, y está también disponible una longitud especial de hasta 550 centímetros. La lámpara se diseña para las botellas de solamente este peso y tamaño, no se pueden poner botellas más pesadas.

lamparas-diseno.jpg

Por otro lado, encontramos una lámpara de pared o de techo “Flos” que nos da una iluminación indirecta, haciendo de el lugar donde “Ariette” esté instalada, un área donde usted puede sentirse relajado gracias a la luz que desprende acogedora y calurosa. “Tobia Scarpa” un hombre de nuestro tiempo que ha creado esta iluminación para su mayor comodidad y bienestar. Puede adquirirla en tres tamaños, adecuándola así a sus áreas privadas, o lugares de trabajo.

Es posible conseguir estas lámparas en Artelight.

lamparas-diseno2.jpg

También te puede interesar:  Paredes de cristal para separar ambientes