Las lámparas son uno de esos detalles que pueden ponerle un toque original y diferente a cualquier estancia. Una lámpara bonita encima de una mesa o de una cómoda, por ejemplo, pueden poner el punto diferente a la habitación. Y no solo porque dirigir la luz a un punto o a otro puede darle un aire totalmente distinto a la estancia, sino también porque en muchas ocasiones las lámparas se convierten en diseños tan originales y con tanta personalidad que parecen más bien esculturas.

Está claro que la originalidad es un valor al alza en el mundo de las lámparas y la iluminación, y lo cierto es que hay algunas muy originales.

Es el caso de este modelo de lámpara de Angela Jansen para Crealev. Las lámparas se han presentado en el Salón del Mueble de Milán, un espacio en el que se pueden ver, temporada tras temporada, una gran cantidad de modelos y diseños muy originales en el campo de la decoración.

Estas lámparas han formado parte de este salón, y la verdad es que merece la pena conocerlas. Estos dos modelos se llaman Eclipse y Silhouette. Lo que las hace más originales es que la parte inferior está separada de la parte superior de la lámpara, con lo que parece que la lámpara está partida y la parte de encima levita y se mantiene flotando sobre la base.

Por cierto, que estas lámparas tienen iluminación LED, y el precio de cada una de ellas es de 980 euros. La verdad es que no se puede decir que sean precisamente baratas, pero también es cierto que, en ocasiones, merece la pena apostar por el diseño y por un detalle tan original como este.

También te puede interesar:  El jardín interior

Sin duda, una buena opción para decorar en casa y para iluminar alguno de los rincones más especiales de tu habitación preferida.

Vía| goodsie