La decoración textil no se limita a las cortinas del hogar, sino que se extiende a otros elementos decorativos como la tapicería, las fundas de sofá o los cojines. En el mercado hay marcas que ofrecen verdaderas obras de arte plasmadas en telas de alta calidad y con motivos originales para revestir el sofá, el sillón, las sillas o los cojines: una excelente opción para dar un aire nuevo a tu hogar sin tener que hacer una reforma en profundidad. El uso continuado de los elementos en los que te sentarás hace que sea importante elegir tejidos resistentes como el jacquard o el algodón. ¿Buscas que sean muy prácticos? Compra telas removibles y lavables para asegurarles una vida más larga.

En cuanto al color y al diseño textil, deberíamos tener en cuenta el conjunto de la estancia para obtener una máxima armonía. Por ejemplo, si tienes un sofá o una colcha estampado, es mejor optar por que las cortinas sean lisas para evitar que dos estampados diferentes compitan y creen un ambiente sobrecargado. Si por el contrario, la estancia es aséptica y minimalista, unas cortinas de colores, de rayas, con dibujos florales o geométricos crearán un contraste animado y divertido. Otra opción muy común es combinar visillos ligeros y transparentes (o semitransparentes), que funcionen como una sutil pantalla casi permanente, con unas cortinas más pesadas y opacas que podemos extender según privacidad que queramos tener y la cantidad de luz que necesitamos en cada momento . En este caso, el contraste entre dos tonalidades diferentes será todo un éxito.

También te puede interesar:  Decora tu hogar con letras

Fuente: Wikipedia