Todas las personas tenemos gustos y querencias por algunas cosas más que por otras, y eso nos lleva a querer tener aquello que más nos gusta y a convertirlo en colecciones. Pero no todas las colecciones son fáciles de exponer, además nos pueden arruinar una buena decoración.

Ese no es el caso de las muñecas de porcelana, que en sí mismas son como esculturas, cuasi vivientes, que pueden perfectamente ser expuestas en nuestros salones o en nuestros dormitorios buscando una ubicación adecuada y siempre que no lo recarguemos en exceso.

Las primeras muñecas de porcelana fueron fabricadas en Europa a finales del siglo XIX , pero su precio era prohibitivo y solo pudieron ser disfrutadas por las niñas de familias con gran poder adquisitivo. Hoy esas muñecas son objeto de colección y tienen unos precios aun más prohibitivos.

Además, tienen el encanto de ser objetos anticuario que da ese componente de otro tiempo a una decoración transformarla en eclética.

En España la muñeca de porcelana por excelencia fue la Mariquita Pérez. Hoy se hacen imitaciones de todos estas muñecas, que no solo representaban bebes, sino que se hicieron también representaciones de adultos y en Rusia de toda la familia del zar como muestra el video que viene a continuación.

Que tengas un buen día. Mury, un beso
También te puede interesar:  Decoración para San Valentín 2013