Las paredes y las opciones de color

Una premisa muy importante a tener en cuenta es que el color puede modificar la apariencia de las paredes, los suelos, los techos, las carpinterías, el mobiliario, las ventanas y, hasta los accesorios o muebles auxiliares. No obstante, si solamente queremos variar el tono de las paredes, no sólo podremos pintar. Tendremos en cuenta que las paredes también se transforman con las telas o el papel pintado.

Si optamos por la pintura tradicional: podremos elegirla según la resistencia (interna o externa), la funcionalidad (carpintería, muebles o techo), el tipo de sustento (madera, pladur, yeso,…) o, su sensibilidad (naturales o convencionales).

Dentro de las pinturas convencionales, nos encontramos con las pinturas sintéticas (Bruguer, Titán o Valentine). Éstas se venden en grandes almacenes o droguerías. Sus características: son baratas, su aplicación es sencilla; cubren bien la superficie a tratar, su secado es rápido y eficaz; su gama de color y tonalidad es infinita; y, por último, destacar su gran resistencia y durabilidad.

Pero, si nos decantamos por los procesos no contaminantes en la aplicación (la utilidad, reciclado o fabricación de la pintura), nuestra elección estará presidida por las pinturas ecológicas (Keim, MC o Livos). Estas pinturas las podemos encontrar en las denominadas ecotiendas; preparadas para aplicar directamente. En su contenido prevalecen las resinas (vegetales) o silicatos (minerales). En comparación con las pinturas convencionales, son más caras, sin embargo, duran mucho más; previenen la humedad por condensación (al repeler el agua); las paredes permanecen más limpias; y, sobre todo, nos atraen por su amplia variedad cromática.

Gama cromática

Por último, comentar que podremos potenciar el diseño y las texturas sin alterar el mobiliario, con el uso de papeles pintados o tela. Retorna la tendencia de “lo clásico” y las opciones no son sólo flores o rayas. Podemos encontrar papeles vinílicos (100% lavables, incluso con lejía) que imitan texturas diversas.

También te puede interesar:  Como decorar un recibidor pequeño y oscuro