Si tienes niños, habrás sufrido muchas veces, sus dibujos artísticos sobre las paredes. ¿Cómo quitar esas pinturas?, pues es muy fácil. Las pinturas, casi siempre contienen cera, un material difícil de eliminar. Un buen truco para ello, es la pasta de dientes, si la aplicas sobre la mancha y la frotas con agua templada, desaparece y no deja ni rastro.

Otra solución es el bicarbonato disuelto en agua. Con una esponja se humedece la pared y suavemente se va eliminando. Si la pintura de la pared, es plástica, ten cuidado y no apliques la esponja directamente, ves haciendo más amplia la aplicación, de modo que se difumine la humedad, así no se notará la diferencia de lo mojado a lo seco o de lo limpio al resto.

El aceite que se usa para el aseo del bebé, sobre todo, el que se aplica en la cabecita para peinarlos, es una buena solución para estas manchas. La aplicación sobre las pinturas de cera, hace que se disuelvan con el aceite.

La bencina, es un combustible que se usa para los mecheros recargables, con un poco de esta solución untada en un trapo, se le pasa suavemente y ¡listo! Una recomendación para no tener sorpresas, es probar antes de aplicar en algún rinconcito de la pared por si acaso.

Los aerosoles de los mil usos, esos que sirven para limpiar todo, también es ideal para limpiar estas manchas, al igual que antes, con un paño y con cuidado se limpia fácilmente.

También te puede interesar:  Colores claros y fríos para espacios pequeños

Fuente: my didio