No hay nada para decorar agradablemente como llevar la estación a la casa, algo particularmente grato cuando se trata del otoño. Las paletas otoñales poseen un aire sereno y tranquilo, tan lleno de evocaciones naturales que resultan a la vez suntuosas y cercanas, elegantes y plenas de un sentimiento lúdica.

Introducir el otoño es algo particularmente sencillo si contamos con una buena dotación de muebles de madera en casa. Las madera, sean cuáles sean sus calidades y origen, nos remiten al bosque: el reino absoluto del otoño,

Entonces sólo nos resta complementar esa sensación: llenar al bosque de la presencia que acompaña a la madera golpeado por los rayos intensos y rojizos del sol. Las hojas.

Las hojas de suaves tostados que llenan los suelos con suspiros y crujientes llamados. Nada evoca mejor esas sensaciones que el mostaza. Destínalo a las tapicerías, en telas sin estampados, en sus tonos más brillantes.

El conjunto que se obtiene de mezclar muebles de madera con tapicerías en sólida mostaza es el de un bosque otoñal, que invita al descanso y al deleite.

 

También te puede interesar:  Un spa en tu cuarto de baño