La verdad es que cuando descorchamos una botella de vino o de cava, seguro que no se nos ocurre pensar en la de posibilidades que puede tener en corcho de las botellas.

A ver qué te parece la idea. Se trata de una malla en cuyo interior hay ni más ni menos que 2.500 tapones de vino.


Es un taburete, se puede colocar en el suelo como mesa o también como un taburete más bajo… Está claro que tiene un montón de posibilidades diferentes y de lo más originales.

Y además, también puedes ponerte manos a la obra y copiarte la idea. ¿qué te parece? Con una malla, con una tela o algo transparente, para que se vea que dentro hay tapones… llena de corchos que ya no utilices, puedes hacer una mesa o un taburete realmente original.

¿No te gusta la idea?

Fotos de Design milk

También te puede interesar:  Decorar la navidad