Por lo general, la iluminación de tu hogar se divide en dos tipos diferentes. Uno de ellos es en general, la iluminación en si (lámpara de araña, luces en el techo y otras fuentes principales de iluminación). El otro es el ambiente de dicha iluminación, en el que se incluye las lámparas de mesa y los apliques en la pared, dando un poco más de decoración.

Los apliques de pared vienen en varios estilos. Puede ser cableada, es decir, que tiene un cable para poderlo conectar. Tenga en cuenta en estas opciones, que fácilmente puedes mover este aplique o lámpara de mesa si dispone de cable, y poder ponerlo donde quieras.

El uso de un regulador de voltaje, es una de las opciones que pueden hacer de este accesorio, muy versátil y polivalente. Te permitirá atenuar o iluminar una habitación, para cumplir con las necesidades de iluminación.

Un aplique de la pared se ha convertido en una gran opción como foco de luz sobre una lámpara de mesa, especialmente cuando tienes niños pequeños en su casa, ya que son inalámbricos y los niños podían jugar con él.

Fuente: lumaio

También te puede interesar:  Cómo crear la sensación de mayor amplitud