Los colchones baratos no tienen por qué ser malos

0
32

¿En qué nos fijamos las personas a la hora de comprar un colchón? Puede parecer raro pero uno de los factores que más influyen a la hora de adquirir uno nuevo, es el precio, cuando lo más importante debería ser su comodidad.

Los seres humanos nos caracterizamos del resto de seres vivos en que disponemos de una capacidad de raciocinio muy superior aunque hay ocasiones en las que nos pueden jugar malas pasadas. Un claro ejemplo lo tenemos cuando salimos a comprar algún producto, ya que por una extraña razón, tenemos en nuestra cabeza marcada a fuego la frase “lo barato acaba saliendo caro”, pero esto no siempre es así.

colchones ikea

Damos por hecho que un precio barato asociado a un determinado producto es señal que su calidad es baja, sin embargo, si su precio es muy elevado solemos afirmar que si tiene ese precio es por algo. Esto es exactamente lo que ocurre con los colchones, donde solemos descartas todos aquellos que tienen un precio económico, sin darle ni siquiera la oportunidad de probarlo para ver si realmente ofrecen la comodidad que buscamos. La calidad de un colchón no está en su precio, sino en todo lo que puede ofrecer para un correcto descanso, y para ello es muy importante encontrar aquel que se adapte de la mejor forma posible al peso, altura o forma de dormir del individuo. Esto lo saben muy bien en IKEA, donde ofrecen una amplia gama de colchones de todos los tipos y tamaños, incluyendo las medidas estándares españolas, a precios realmente sorprendentes sin que ello signifique ofrecer productos de peor calidad.

colchones ikea para descansar

Hasta tal punto llega la confianza de la compañía sueca en su amplio surtido de colchones, que ofrece una serie de garantías que ningún otro fabricante ofrece en la actualidad.

  • 365 días para devolver el colchón en caso de tras probarlo durante un determinado tiempo, no cumpla con sus expectativas.
  • Garantía de 25 años, lo que nos sirve para hacernos una idea de lo seguro que están en los materiales utilizados en su fabricación.

Poco a poco debemos ir quitándonos la falsa idea de que el precio está relacionado con la calidad, ya que en muchos casos esto es un mito que lo único que hace es que gastemos más dinero del que deberíamos a la hora comprar determinados productos.

Post Patrocinado

Dejar respuesta