Los colores del salón

El salón, es el lugar de la casa, en donde siempre se recibe a los invitados, nos sentamos a relajarnos, hacemos las reuniones… por ello, este lugar de la casa, es donde se refleja nuestra personalidad, un lugar que debe ser acogedor y cómodo para todos.

Los colores del salón son la opción principal que dirá todo de este lugar de la casa, está claro que todo dependerá del clima que le queramos dar, pues no es igual una casa de grandes dimensiones que un apartamento de soltera o un piso estudiantil, por citar algunos ejemplos.

El tamaño, es primordial para los colores. Los claros dan sensación de amplitud, incluso más de lo que pudiera ser realmente, por ello, se recomienda para los salones más pequeños. La gama del beige o la tierra claros son perfectos.

Un buen detalle, si se tiene suficiente espacio, el resaltar una pared en un tono más intenso (verde, naranja, rojo), incluso variar la textura (estucado, craquelado).

La iluminación da al ambiente el toque especial. Si el salón posee una entrada de luz natural, aprovecha esta característica y pinta las paredes en tonos que resalten con la luz, estos son los claros. Si has decidido resaltar una pared, intenta que sea la que le da directamente la fuente de luz.

Si no se tiene la cualidad de la luz natural, opta por pintar todo con colores claros. Si deseas realizar el resalte de alguna pared, no lo hagas en un tono demasiado oscuro. Coral, rojo claro o celeste intenso quedarían muy bien.

También te puede interesar:  Cuida tus mesas con tus propios individuales

La decoración ha de ser muy sutil. Los colores de los sillones y accesorios han de ir en concordancia con los colores de las paredes. Los colores seguros para ello, son el beige y la tierra claros. Si realizas el famoso contraste, intenta que sea del color de los muebles, por ejemplo el de los sillones. Juega con sus dibujos, por ejemplo, si tienen rayas en verde, la pared a contrastar quedará ideal en estos tonos verdes.

Fuente: pinto mi casa