La idea de construir casa con contenedores no es nueva, lleva diez años empleandose como una respuesta, primero a la modernidad de entonces y luego por su economía y versatilidad. Como todo, evoluciona de mano de aquellas personas que tienen la habilidad de ver un poco más allá de lo establecido. Y aquí es donde aparece Adam Kalkin, un arquitecto useño (USA) de Nueva Jersey que ha empleado contenedores para realizar indistintamente lujosas casas, museos y viviendas para refugiados.

La Push button House

Kalkin participó en una conferencia del Centro Urbano en Nueva York, su charla estaba relacionada con la publicación de Quik Build: Adam Kalkin’s ABC of Container Architecture, que muestra 32 de sus proyectos en todo su ingenio para realizar sorprendentes construcciones con materiales básicos, incluida la Bunny Lane, una casa que construyó para sí mismo inspirada en el siglo 19 dentro de un hangar industrial, y la Push Button House, una habitación amueblada que se diseñó a partir de un contenedor cuya particularidad es que podía abrir sus laterales por medio de brazos hidráulicos.

El proyecto de Kalkin que mejor presenta estas cualidades es la Quik House, una casa prefabricada (con un costo de 120 euros por pie cuadrado) compuesta por seis contenedores, pudiendo ser finalizada en tres meses. Una versión más pequeña, llamada la A Pod (de un costo de 40.000 euros), estará disponible a finales de este año.

Fuente: www.fierasdelaingenieria.com

Que tengas un buen día. Mury, un beso

También te puede interesar:  Papel pintado con firma