Los pequeños detalles son el fuerte de toda decoración, sin buenos detalles de terminación la decoración puede lucir incompleta o puede llegar a dejar de lucir como debería.

La claves es que los elementos pequeños del dormitorio puedan lograr armonía y así lograr elegancia y buen gusto en el dormitorio.
Elementos pequeños que marcan la diferencia por ejemplo son, la lámpara de pie y suspensión, cuadros, floreros, pequeñas alfombras y los adornos clásicos de cómodas como alhajeros, cajas de almacenamiento, etc.

Hoy por hoy puedes elegir el material que se te ocurra para los pequeños elementos, ya sea cristal, madera, hierro, yeso, cerámica, piedra, plástico, barro cocido, vidrio reciclado, papel y hasta tejidos.

La idea es que puedas conjugar cada detalle, por ejemplo sobre una bella repisa de madera de roble colocar un florero de piedra con flores de estilo rustico y menos glamorosas como los son las margaritas. En cambio en un dormitorio donde cuentas con mobiliario de mimbre te recomendamos cuadros campestres y flores por doquier en floreros de vidrio reciclado, también puedes combinar tejidos rústicos para las pantallas de las lámparas y hasta una alfombra pequeñas de pelo largo.

Lo principal es no perder detalle en cada espacio por mas pequeño que sea su importancia decorativa es inmensa.

También te puede interesar:  Idea para decorar un cenicero
Compartir
Artículo anteriorUn vestidor en tu dormitorio
Artículo siguienteArmarios modernos
Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto... Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.