Los sofás más cómodos y beneficiosos para calmar los dolores de espalda

Sufrir dolores de espalda es, probablemente, una de las dolencias más incapacitantes que puede sufrir una persona en su día a día. Padecer de este tipo de dolores puede llegar a ser muy tedioso, sin embargo, también es cierto que podemos minimizar e, incluso, llegar a evitar este tipo de dolores con ciertas acciones muy sencillas. 

En este sentido, uno de los puntos más problemáticos y a los que todo el mundo debe enfrentarse en su rutina diaria es, ni más ni menos que relajarse en el sofá de su salón. A pesar de que esta actividad pueda parecer inocua para nuestra espalda, lo cierto es que al estar tan cómodos, tendemos a perder la postura correcta para nuestra espalda, pudiendo empeorar la situación con apenas un par de gestos. 

Por suerte, hoy en día contamos con una solución que promete soluciones verdaderamente eficaces, no solo para evitar la aparición de estas dolencias, si no también para calmarlas una vez ya han aparecido: los sofás y sillones reclinables. 

Aunque un sillón reclinable pueda parecer un artículo de lujo, la verdad es que actualmente podemos encontrar modelos de muy buena calidad a un buen precio, asequibles para todos los bolsillos y que aportan una serie de características técnicas que nos ayudarán a evitar y calmar cualquier dolor de espalda. A continuación te presentamos los mejores modelos pensados para que nunca más vuelvas a preocuparte por si tu sofá perjudica la salud de tu espalda. 

Sofás de 2 y 3 plazas con reclinadores

Las grandes familias y los salones con mucho espacio disponible no tienen por qué renunciar a tener un buen sofá reclinable que todos los convivientes puedan disfrutar. Para esto, están disponibles los sofás de 3 plazas con reclinadores manuales, que ofrecen el equilibrio perfecto entre comodidad, relax y tiempo en familia. Este tipo de sofás, como el Sofá Barbados de 3 plazas son ideales para salones donde la familia se reúna y pase tiempo junta. 

Así, cualquiera de los miembros puede disfrutar de un descanso para su espalda sin que el resto tengan que renunciar a la comodidad que proporciona un sofá reclinable de este tipo. Además, gracias a sus 3 plazas reclinables de manera individual, cada uno puede adaptar la forma del sillón a sus propias necesidades sin tener que variar la forma de los demás y sin tener también que renunciar a este tipo de solución para la espalda.

Por último, también hay que tener claro que también existen modelos de tamaño más reducido, con dos plazas, que incorporan este tipo de tecnología que cuida de nuestra espalda, con el mismo sistema de reclinado y con unas dimensiones más reducidas para que pueda ser instalado en cualquier tipo de salón. 

Sofás rinconeros con reclinador

Aquellos salones que necesiten aprovechar al máximo el espacio colocando en ellos un sofá que saque un mayor partido de la estancia no tienen por qué renunciar a la hora de encontrar un buen sillón que cuide de la salud de su espalda. En este sentido, hoy en día podemos encontrar estupendos modelos de sofás rinconeros con reclinador que serán el complemento perfecto para cualquier salón. 

En este tipo de sofás esquineros los asientos reclinables se sitúan en ambas esquinas, para que hasta dos personas puedan disfrutar, al mismo tiempo, de los grandes beneficios de sentarse en un buen sofá reclinable. Sin duda, una alternativa que ofrece las mejores prestaciones entre aprovechamiento del espacio y comodidad. 

Sillón individual reclinable

Y, como no podía ser de otra forma, no podíamos dejar de mencionar en esta lista los sofás reclinables individuales, que se posicionan como la opción preferida para personas que vivan solas o que tengan verdaderamente poco espacio en su vivienda. Tener un salón pequeño no tiene por qué significar renunciar a la comodidad y al cuidado de la espalda que ofrecen este tipo de sillones. 

Así, nacen estos sillones individuales reclinables, que reúnen todas las características de un sofá reclinable de grandes dimensiones, en un tamaño mucho más reducido, que puede caber perfectamente en prácticamente cualquier estancia, independientemente de su tamaño. 

Los beneficios de un sofá reclinable

Como ya hemos visto, hoy en día existen tantos modelos de sofás reclinables como podamos soñar, que cuidan de nuestra espalda, nos ayudan a mitigar los dolores asociados a esta parte del cuerpo y que, sobre todo, dan un plus de comodidad en cualquier salón. Sin embargo, lo cierto es que estos sofás reclinables tienen muchísimos más beneficios y ventajas de los que pensamos. 

En este sentido, aportan una comodidad con la que ningún sofá convencional puede competir. El hecho de poder subir los pies hacia arriba mientras se reclina la parte de la espalda provoca una postura verdaderamente confortable para nuestro cuerpo.  Además de esto, los sofás reclinables contribuyen también a que mantengamos siempre una postura correcta de la columna, minimizando la erosión que sufre nuestra espalda a mantenerse durante mucho tiempo en la misma postura. Finalmente, al contribuir a que mantengamos esta postura correcta, los sofás reclinables también reducen considerablemente los dolores de espalda que podamos tener, aportando un entorno cómodo y relajante en el que evitar estas dolencias. 

Ir arriba