Luz en el dormitorio de los niños

Un punto muy importante para la habitación de un niño, es la iluminación, pues ellos no reparan en gastos de energía, cuando necesitan estar horas en el dormitorio, jugando, estudiando… no piensan en la economía. Para poder solucionar este problema, puedes optar por la picardía de aprovechar la luz natural, la cual, también es mejor que la artificial para no fijar tanto la vista.

Las lámparas sin pantalla ocasionan molestias y en ocasiones son peligrosas por si salta alguna chispa, para eso están las pantallas, para proteger de todos esos elementos.

Hay unas lámparas muy ideadas para los niños, estas consisten en que su forma de flor con pétalos, se abre por el día para dar más intensidad de luz y por la noche se cierra, dando una luz más tenue.

Las lámparas de mesa, no son recomendables para niños pequeños, cuanto menos expuestos a los aparatos eléctricos, mejor.

Una buena forma de ahorrar energía y aprovechar más la luz natural, es establecer un horario para hacer las tareas del cole, cuando haya más luz en la habitación, esto es muy importante para el niño, pues le aportará una buena rutina y hábitos de estudio, además de un menor esfuerzo visual.

Tú misma puedes instalar una lámpara en el techo de la habitación, la que más te guste o se adapte a la decoración del pequeño, ten cuidado a la hora de taladrar y ponerte en contacto con la corriente de luz, pero… si eres un poco manitas no tendrás ningún problema.

Fuente: pequelia

 

 

También te puede interesar:  Plantilla de oso para la habitación infantil