Si podemos llevar unos zuecos de madera, si la mantequilla se hacía en mantequilleras de madera, si los palanganeros eran de madera, y sobretodo si ponemos un lavabo de madera lo suyo es combinarlo con una bañera del mismo material.

¡Qué que barbaridad! no hombre, acaso no has visto, en las películas de baqueros, que las bañeras que usaban para asearse, tras las largas travesias que relizaban para llevar las vacas al tren, eran de madera.

Y el buen vino, donde se guarda, en toneles de madera. Y qué impide que se salga el vino de las botellas la madera de la corteza del alcornoque, osea el corcho.

Esta bañera, además haría juego con el lavabo de madera del que os he hablado en el post anterior para conseguir una estética coordinada.

Además una firma con más de 30 años de experiencia en el sector no se van a arriesgar a ofrecer un mal producto que se estropeé en poco tiempo teniendo que volver a hacer una gran inversión.

La bañera es de la firma RAPSEL . Rapsel entre visión y realidad presenta el diseño de autor de arquitectos de fama internacional como son Herzog & De Meuron, Matteo Thun, Mario Nanni, Matteo Nunziati y homenajea a  Giò Puentes y Arne Jacobsen.

Les impulsa la búsqueda, la innovación y la osadía. Las tres fuerzas motrices de Rapsel desde 1975, todos aunados por el principio y la filosofía base: “búsqueda e innovación ante todo”.

Y como osados e innovadores que son, la madera a entrado a formar parte de sus materiales para el baño.

También te puede interesar:  Baño cromado

Viendo la imagen podemos sentir la suavidad de la madera, la calidez de su textura y la belleza que ofrecen las vetas de la madera.

Para mi una buena elección.