A la hora de convertir tu casa en un espacio especial y diferente, las alternativas son de lo más variadas, pero muchas veces elegir algo poco visto para decorar puede ser todo un acierto. ¿Un ejemplo? Las maletas.

Sí, por una vez, olvídate de las maletas como una forma de llevar tus cosas cuando vas de viaje y piensa en ellas como un elemento decorativo. ¿Qué te parece? Aunque así de pronto puede parecer una cosa un poco rara, no tienes más que ver las fotos para darte cuenta de que el resultado puede ser estupendo.

No tienes más que fijarte, por ejemplo, en la maletas que se convierten en mesillas de noche, una idea que me encanta. Dos maletas, una encima de otra, o también una maleta apoyada en unas patas, ¿te gusta la idea? Desde luego, queda muy bien.

Sobre todo, si consigues un par de maletas con aire vintage y las pones de mesilla. Vamos, que yo me voy a poner a buscar a ver si encuentro alguna por ahí…

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Puertas
  • Pingback: Una mesa con una maleta / Blog de Decoración y Pinturas - TotPint()