Me encantan las maletas viejas. No sé por qué será, si porque me gusta mucho viajar, si porque les veo un espíritu vintage, porque a la hora de decorar son un recurso que casi siempre funciona… Lo cierto es que, como ya hemos comentado en alguna que otra ocasión, las maletas viejas quedan muy bien como un elemento decorativo más de la casa.

Por ejemplo, aquí tienes una idea estupenda que puede funcionar muy bien. Se trata de colocar varias maletas antiguas, apiladas una encima de la otra, hasta formar una base para sujetar un tablero de madera que forma una cómoda. Un detalle perfecto para el salón de casa, como aparador, o para la entrada. En cualquier caso, una idea estupenda.

Pero con un poco de imaginación, se pueden hacer muchas cosas. Fíjate en esta maleta, más pequeña, pero también de aires retro, convertida en botellero.

Si tienes una zona del salón o de una de las habitaciones destinada a “bar”, puede ser un toque muy original. Aunque si no te encaja mucho la idea en tu casa, ¿qué te parece esta otra alternativa? Se trata de convertir la maleta en un mueble auxiliar. ¿Qué te parece?

Claro, que una de las ideas que más me ha gustado es esta de MayBe Prodcutos. Las maeltas se convierten en sillas y taburetes con un toque retro ideal. ¿Te imaginas lo bien que puede quedar una silla como esta en un rincón del salón de tu casa o en la entrada? Sin duda, una de las ventajas de estas sillas y taburetes es que se pueden convertir en protagonistas absolutos de cualquier rincón. ¿No te parece un detalle de lo más original?

También te puede interesar:  Decorar un estudio

Sinceramente, me encanta esta idea, porque es de lo más original, aunque cualquiera de todas me gusta mucho. ¿Con cuál te quedas?

Fotos de Apartment Therapy