Decorar la casa es mucho más que poner una serie de muebles y detalles para que tenga un toque con estilo y a la moda. Decorar una casa supone darle un toque de personalidad único, haciendo que la casa diga algo sobre el estilo y la manera de ser de las personas que viven en ella.

En este sentido, son muchas las alternativas que existen para la decoración, y una de las más interesantes es cambiar la decoración con las diferentes estaciones del año: primavera, verano, otoño, invierno

La verdad es que no hace falta cambiarlo todo de una estación a la otra, pero sí puede ser interesante la idea de poner detalles que le den un estilo diferente. Y ahora que acabamos de estrenar el invierno, una de las alternativas que mejor pueden funcionar a la hora de poner un punto de estilo y personalidad es utilizar las mantas de pelo para decorar.

No hay duda de que son detalles a la última y que se llevan mucho, y pueden darle un toque muy cálido a cualquier estancia en la que las pongas. Por ejemplo, te pueden quedar muy bien encima del sofá en el salón, y también encima de los sillones.

Por otro lado, también existe la posibilidad de colocar este tipo de mantas encima de la cama, en la parte de los pies o, si tienes un baúl a los pies de la cama, también puedes colocarlas encima, para decorar.

Son muchas las tiendas en las que puedes encontrar mantas de pelo de este tipo, como Zara Home o Ikea, a precios bastante asequibles. Además, hay modelos diferentes, y quedan muy bien en color blanco, pero también en colores más oscuros, todo depende del estilo de la estancia en la que la quieras poner y de la decoración de la casa.

También te puede interesar:  Aguada o veladura: efecto decorativo en las paredes

Foto de Apartment Therapy