¿Quieres tener unos sillones originales, alegres, divertidos y muy, muy impresionantes? Pues esta propuesta es para ti. Si eres un amante de la fruta, el sillón manzana no puede faltar en tu casa. Seguro que todos tus invitados quieren sentarse en él. ¿Quién dijo que la decoración de interiores tenía que ser aburrida?

El diseño es fantástico, parece una manzana a la que le han pegado un bocado (no, no tiene nada que ver con Apple ni es un homenaje al bueno de Steve Jobs). Y tiene toda la pinta de ser super cómodo, porque el interior está acolchado y parece muy mullidito. Parece ideal para ver películas o relajarse en casa sin que nadie nos moleste.

Además, la forma redondeada le da un toque muy curioso porque contrasta con las formas rectas que suele haber en las casas. Este sofá es fantástico para un piso de jóvenes, con toques minimalistas y colores claros. Porque yo no lo veo al lado de una mesa camilla. Aunque si te va lo kistch, tal vez puedas intentar acoplarlo. A lo mejor hasta queda bien.

O en una oficina, como sillón del jefe. Eso sí, gánate antes el respeto y la autoridad de tus empleados, porque este sofá hace que todo el mundo quiera sentarse en él. Y si es del jefe… es del jefe.

En resumen, una propuesta arriesgada, atrevida y que sigue los colores de la moda – el verde y los tonos flúor arrasan este año tanto en moda como en decoración. Así que si quieres hacerte con uno, entra en la web de Pop Art Decoration y encarga el tuyo.

También te puede interesar:  DIY un taburete reciclado de botellas