No es la primera vez que te hablamos de los mapas. Y no, no me refiero a los mapas como forma de descubrir lugares, de planear rutas… sino de los mapas como elemento decorativo.

Si tienes espíritu viajero, no hay duda de que la idea de decorar algunas estancias de tu casa con mapas puede ser una muy buena alternativa.

Por ejemplo, pueden quedarte de maravilla en el salón de casa, encima del sofá, si es un mapa grande. A mí personalmente me encantan los mapas antiguos, con un cierto estilo vintage, pero puedes optar también por mapas más actuales.

Tu oficina en casa puede ser otro de los lugares en los que un mapa encaje a la perfección. ¿Y en la habitación, a modo de cabecero?

Tienes un montón de posibilidades y lo cierto es que todas son estupendas. ¡Me encanta esta idea!

Vía| Apartment Therapy

También te puede interesar:  ¿Quién dijo miedo?