Las paredes son uno de los principales espacios que utilizamos a la hora de decorar una habitación, pero si bien existen muebles esquineros para cubrir estas zonas del piso, en el caso de las esquinas de las paredes, o inclusive las aristas de una pared o columna, resultan muy difíciles de sumar al plan decorativo. Hasta ahora.

Solo fíjate en estos originales portarretratos para colocar en las esquinas, que combinan la planitud de un marco habitual, con la tercera dimensión de esta especie de marcos partidos. 

Marcos para decorar las esquinas

Y si bien puedes conseguir estos marcos para esquinas en cualquier tienda de decoración, una buena elección a la hora de decorar tu dormitorio es mandarlos a hacer a medida a una carpintería, con lo cual podrás obtener unos portarretratos personalizados y que se adapten por completo a tu espacio.

Nada más se requiere que estos marcos posean un ángulo recto, tanto para colocar en un rincón, con lo cual la parte visible será la interna; o para decorar un borde, en cuyo caso las fotografías irán del lado externo del marco.

Marcos para decorar las esquinas

Así mismo, estos marcos pueden o no llevar vidrio, aunque bien sabes que con él quedarán mucho más pintorescos. Mientras que a la hora de colocar una fotografía puedes optar por dos formas: por un lado, puedes colocar una foto en cada lado del portarretrato, siendo posible incluso que utilices fotos relacionadas, como la de tus hijos, de ti y de tu pareja, o hasta de tus mascotas. Por otro lado, también puedes optar por disponer una única imagen en todo el portarretrato, con lo cual lograrás que la lamina posea ese efecto de tercera dimensión que resulta el principal atractivo de estos portarretratos para decorar esquinas de dormitorios.

También te puede interesar:  4 Ideas para decorar de manera inteligente una habitación

Y no te olvides de los colores, ya que estos serán la principal herramienta para combinar tus marcos con el resto de la decoración, para lo cual también puedes disponer de varios marcos juntos, como se aprecia en las fotografías, para así obtener composiciones muy decorativas.