Las fotografías aportan color al hogar haciéndola más agradable. Darles un toque diferente creando marcos únicos y elegantes

El calor del hogar no se consigue sólo con la calefacción. Decorar la casa con objetos que sean exclusivos,  evocando imágenes de aquellos a quienes amamos, unas vacaciones fantásticas, un día memorable, un paseo cualquiera… La calidez de los recuerdos llena de armonía la casa y para dar una pincelada de originalidad en las fotografías, existen múltiples ideas que te ayudan a convertir un objetivo doméstico en un marco único.

Las perchas que utilizamos para ir a colgar los pantalones son un soporte minimalista y moderno para colgar un par de fotografías que nos gusten.

Vinilos. Ahora que se han puesto tan de moda los vinilos para decorar paredes lisas, también podemos encontrar  aquellos que tienen formas de marcos. Adhesivos que basta pegar en la pared olvidándonos así de los molestos agujeros y clavos.

Almohadas con fotografías Otra forma diferente de tener una fotografía en casa es cambiando el marco de cristal por uno de ropa. En las tiendas de fotografía se pueden imprimir las imágenes en el soporte textil que deseas: ¿qué te parece un cojín con la foto de tus hijos cuando eran pequeños?

Bandejas para el recibidor. Puedes habilitar una bandeja en el recibidor de casa para dejar las llaves y vaciar los bolsillos. Colócale la imagen que prefieras en la base y protege con una capa de alfil.

También te puede interesar:  Una cama con dosel original