Las flores llenan de alegría una casa, sean naturales o artificiales de un modo o de otro transmiten sensación de vida y por lo tanto son elementos claramente positivos para la decoración, pero si queremos huir de los jarrones o centros más convencionales, tenemos otras alternativas para colocar flores en casa de un modo original.

curiosas margaritas rafemar

Existen en el mercado jarrones de diseño, pensados para introducir las flores en las más diversas estancias de la casa, entre ellos algunos son auténticas esculturas y decoran ya en si mismos, pero el complemento de la flor les atribuye un encanto especial, el diseño más sofisticado y tecnológico, se auna con la belleza natural y sencilla de las flores para conseguir un contraste decorativo original.

Cuando los jarrones son muy rompedores, es adecuado el uso de flores sencillas, por ejemplo, las margaritas gigantes blancas, símbolo de pureza, que constituyen un adorno amable y dulce en cualquier situación y contexto, aunque por supuesto también podemos optar por unas gerberas cuyo aspecto es similar en la forma, pero más colorista, si queremos que el conjunto resulte más llamativo.

En este sentido Rafemar nos presenta una colección de jarrones de suelo, si es que se les puede llamar así, porque en realidad son más bien soportes para colocar las flores de una en una, se trata de crear una especie de macizo de flores en el interior de la casa, especialmente destacable el efecto que se consigue con las sombras sobre la pared con una iluminación adecuada.

También te puede interesar:  Ideas para decorar tu biombo