Marset reedita la lampara Funiculí

En el mundo de la decoración y el interiorismo están surgiendo nuevos objetos e ideas a cada momento; pero, no obstante, existen algunos diseños que ya son algo así como las prendas básicas de un guardarropa, pues además de resultar muy funcionales y prácticos, presentan una atemporarlidad que muchas veces es difícil de lograr, y que permite utilizarlos en todo tipo de decoraciones o proyectos de interiores, como es el caso de la lámpara Funiculí.

Funiculí es una lámpara de pie diseñada originalmente en 1979 por el diseñador catalán Lluís Porqueras, pero que volverá a salir a la luz (y a emitir luz…) mediante una reedición que realizará la firma Marset.

Y debemos confesar de que se trata de una excelente idea, ya que Funiculí constituye una lámpara muy practica, tanto para la decoración como para e trabajo, ya que su principal característica es la libertad de movimiento, que permite tanto variar su altura a partir de un movimiento de “sube y baja” que dio la base para el nombre de Funiculí (comparándosela con un funicular), y de un movimiento lateral que permite rotar el foco hasta 360º, lo que la hace una lámpara perfecta para iluminar un escritorio, o simplemente para colocar junto al sofá favorito y acompañar un relajado momento de lectura.

El diseño general de Funiculí es bastante moderno, pero de líneas muy simples, por lo que fácilmente puede encajar en todo tipo de estilos decorativos, lo cual se ve facilitado por el hecho de que Marset reeditará la lámpara Funiculí en 5 colores distintos a elección: negro, rojo, beige, verde musgo y blanco.

Y el hecho de poseer un largo cable para conectarla a la corriente eléctrica no deja de ser un punto a favor a la hora de alabar la libertad móvil de estas decorativa lámpara de pié.

También te puede interesar:  Nuevas tendencias de iluminación, estética y ahorro de energía.