Otro revestimiento natural para nuestras paredes y que nos convierte el salón o el dormitorio en un ambiente elegante y lujoso, son los materiales textiles. Literalmente vestimos nuestras paredes, así que es como una prolongación de nuestro gusto por la moda dirigido hacia nuestras paredes. Podemos encontrarlo en rollos en cualquier tienda de confección, estampados, lisos, a rayas, con relieve, de diversas clases de tejido como el lino, lana, seda, etc. Pero para las paredes recomiendo los tejidos destinados especialmente para revestimiento de paredes, que están preparados para que transpiren lo justo, pues son casi impermeables, ya que es muy importante sentirse seguros en cuanto a higiene: olores, insectos, etc. Aún así si nos ha gustado una tela en concreto, y no encontramos alguna similar en los catálogos para las paredes, existen materiales acrílicos para impermeabilizar dichos tejidos, pero le darán un acabado de rigidez y variará algo el tono de color, pues el tejido que se comercializa para cortinajes o vestidos, por ejemplo, no poseen los tratamientos químicos adecuados para las paredes. En este caso, recomiendo vestir una pared con la tela normal, pero sin fijarla con cola abrasiva, con simples grapas de montaje y una cola recomendada se fija lo suficiente para luego impermeabilizar si se desea. Bien estirada la tela, empezando a grapar desde arriba, y luego tensando con cuidado para no desgarrarla, hacia los laterales y por último en el suelo. Usar muy pocas grapas para que queden disimuladas a la vista. Las grapas son para que sujete la tela hasta el secado de la cola.

 Si os gusta la idea de la tela como una forma de decoración permanente, en vez de grapar directamente en la pared, se puede colocar unos listones de madera delgados en el radio o extremos de la pared, pegando estos sí con cola y con el refuerzo de algún tornillo, así tenéis una base permanente donde grapar los diversos tejidos que a lo largo de los años vayáis a instalar. Pero quedará una cámara de aire y no estará fijada la tela a la pared.

También te puede interesar:  Decorar pared del baño con piedras

Cada fabricante os debe orientar en su producto, cómo y qué materiales se deben utilizar para adherir la tela a la pared, pues cada tejido y según sus características, resisten unas colas/pegamentos u otras agresiones como las grapas y tornillos. Antes de atornillar en una zona ya revestida con tela, practicad una pequeña cruz con un cuter, así no habrá peligro de desgarro. Tijeras, nivel, grapadora, la cola que se requiera, y poco más para instalar la tela, y acordaros que si no es un tejido indicado para las paredes, al menor síntoma de olores desagradables, hay que desecharlo o desinfectarlo.