No me digas que no te entran ganas de sentarte en este puf solo con verlo. Y es que tiene pinta de ser realmente cómodo. Tan colchadito…

Se trata de un diseño de Frédéric Ruyant y la verdad es que me parece todo un acierto. Puede ser un mueble ideal para poner, por ejemplo, en un salón de aires modernos y vanguardistas.

Otra posibilidad es ponerlo en un estudio o en una habitación amplia y decorada, por ejemplo, en tonos blancos. Y es que otra de las características que más destaca del mueble es su color, un azul eléctrico realmente llamativo que no pasa desapercibido.

¿Qué me dices? ¿Verdad que a ti también te encantaría probarlo?

Vía| Muuuz

También te puede interesar:  Bamboo: lámparas con libertad de forma