¡Me quiero sentar!

 

No me digas que no te dan ganas de sentarte en este puf con solo verlo. Y es que tiene una pinta de ser blandito, cómodo y confortable…

¡Me encanta!

La verdad es que es una opción estupenda para una habitación de relax, en la que te guste sentarte y leer, escuchar música o cualquier actividad que te ayude a desconectar del día a día.

También puede quedar muy bien en una esquinita del comedor, por ejemplo, o en la habitación de los niños (si sabes que no lo van a acabar destrozando, claro.

El precio del puf es de 159 euros, y lo tienes disponible en varios colores muy animados (también en negro o en un gris más discreto)

Puedes encontrarlo en la página web de Design 3000.

También te puede interesar:  Decoración Zen en el hogar