Si estás esperando un bebé, seguro que entre los muchos preparativos que tienes que empezar a poner en marcha, una de las cosas que más te preocupa es, sin duda, la decoración de la habitación del bebé y los muebles que te harán falta.

Por un lado, la cuna es una de las cosas que no te pueden faltar para recibir a tu bebé. Uno de los principales problemas de las cunas, como sucede con otros muchos muebles para bebés, es que tienen una vida útil muy reducida: después de unos meses, o un par de años, con suerte, ya no sirven para nada.

Por eso, esta cuna tan original te puede parecer una buena idea. Y es que una vez que tu bebé haya crecido y ya no le haga falta su cuna, podrás reutilizarla, porque se convierte en dos mecedoras. ¿No te parece una alternativa de lo más original y creativa? La verdad es que a mí me ha parecido todo un acierto.

Cuando la cuna está montada, la parte inferior de la misma hace que se pueda balancear a la perfección, algo perfecto para dormir a tu bebé. Después, las mecedoras también siguen conservando el balanceo, por lo que pueden ser ideales para decorar la habitación del bebé, y para dormirlo.

Aquí tienes el resultado de cómo queda la cuna cuando se separa:

¿Qué te parece? La verdad es que me gusta mucho y puede ser una idea de lo más práctica para la habitación del bebé. Por cierto, que el responsable de esta original idea es Martin Price. La única mala noticia es que, por el momento, esta estupenda idea es solo un concepto, pero sin duda, no tardará mucho en materializarse y empezar a comercializarse. Y sin duda, una idea como esta tendrá mucho éxito, porque es de lo más práctica y además, es muy original.

También te puede interesar:  Decora la habitación de tus niños con papel pintado infantil.

Vía| Bebés y más