Quizás no estén muy de moda, pero las mecedoras son unos muebles con una gran carga nostálgica. Su imagen se suele asociar a una persona mayor que teje durante horas  en un suave y perenne balanceo. Si sois de los que aun sentís atracción por las viejas mecedoras os proponemos esta sobria y agradable mecedora de bambú.

Como sabemos el bambú es un material natural procedente de China y otros países orientales. En estas zonas es muy habitual y se utiliza especialmente para los ambientes interiores de la casas ya que no tiene muy buena resistencia a la intemperie. Destaca por ser un material enormemente ligero y de aspecto atractivo desde el punto de vista visual por su verticalidad, cuando se aplica sin tratar.

Con la atracción que desde hace años despierta lo oriental en la decoración, el bambú ha pasado a ser un material bastante utilizado en Europa. Y es que en este continente no existen plantas y árboles de bambú, por lo que hay que importarlo y se convierte en un producto de interesante exotismo.

La caña de bambú se aplica a muchos muebles o complementos. Por poner un ejemplo, hace bien poco vi un escaparate de una conocida tienda que basaba su diseño en el bambú. El aspecto logrado era magnífico y muy original.

La caña de este material es muy moldeable por lo que existen mucho tipo de muebles de bambú. Su precio es un poco más caro que otros materiales más habituales, pero si buscamos un punto original puede merecer la pena.

También te puede interesar:  Un sofá cómodo de forma simple

Como en el caso de esta mecedora que hoy os proponemos. Muy ligera y clásica, la mecedora de bambú es un mueble que aúna nostalgia con funcionalidad. Una silla diferente en un material exótico que puede dar un toque de distinción a uno de los ambientes de nuestro hogar.