Los azulejos de tus paredes con el tiempo empiezan a perder su brillo original o las juntas muestran grietas o agujeritos porque el material se va desprendiendo y pierden su consistencia. Es normal, ya que suelen estar expuestos a zonas con continuos cambios de temperatura y humedad, como ocurre en el baño o la cocina. Suelen estar instalados en la pared de la ducha, por ejemplo, donde soportan continuos chorros de agua directamente, y no hay ningún material que no se resienta de la erosión por el agua.

 Necesitamos un mantenimiento, y recomiendo un repaso al menos una vez al año, para que nuestros azulejos muestren siempre el esplendor del primer día. Para la limpieza de los azulejos, encontramos muy buenos productos en las droguerías y centros comerciales. En cuanto a las juntas, si el deterioro es muy grande, si está el material blando como la mantequilla o vemos grietas y agujeros, deberemos renovarlo con tapajuntas, que podemos adquirir en tiendas dedicadas a la construcción, de pinturas o áreas comerciales con departamento de bricolaje.

Antes de aplicarlo tenemos que retirar todo el material viejo y en mal estado con la ayuda de algún destornillador de punta fina. Tenemos que dejar espacio al tapajuntas para que solidifique y su función de agarre sea efectivo, por eso es importante dicha retirada de material viejo. Si las juntas son muy estrechas, se puede usar un cuter y practicar al menos una ralladura para que el tapajuntas penetre. Seguid siempre las instrucciones del fabricante al hacer la mezcla con agua, os debe salir una pasta espesita, la aplicáis con una espátula de carrocero, de esas cuadradas (cuidado que los bordes cortan, poneros guantes) y rellenáis todas las juntas. Con un limpia cristales de goma podéis retirar las rebabas que ensucian los azulejos.

También te puede interesar:  Marsala color del 2015 intenso y elegante

El acabado es blanco, así que si el color en vuestro baño o cocina requiere una junta de otro color, deberéis añadir a la pasta el tinte universal del color adecuado. Luego debéis esperar un par de horas sin tocar, ni intentar lavar los bordes que se hayan quedado sucios. Se debe limpiar cuando el tapajuntas haya solidificado, pero no esperéis demasiadas horas a limpiar los restos que se han esparcido fuera de las juntas porque cuanto más tardes, más costará la limpieza.