Se que Turquía es un país de cultura islámica pero que quiere pertenecer a la Comunidad Económica Europea. Sin embargo no es admitido por tener aún unos pensamientos digamos “no occidentales”.

Con esta información en mi cabeza, he entrado en una página de diseños varios donde me he encontrado este modelo de mesa de pared.

Lo curioso es que nunca habría asociado este modelo, tan occidental a un diseñador de origen turco.

Conocemos tan poco de algunas culturas que creeemos que aún siguen anclados al pasado más remoto en cuestiones de diseño.

Pero creo que la globalización no solo ha llegado en la forma de vestir occidental, sino que también ha llegado a los diseños de mobiliario, interiorismos y decoración.

Que por otro lado es lógico, ya que los más grandes mercados se encuentran en el mundo occidental.

En la página cankoseoglu desing, he encontrado diseños  estupendos.

Yo os quiero hablar de  esta mesa de pared de nombre quick, un tema muy trillado, que sin embargo han logrado actualizar.

¿De que manera?

Pues han sido varias las ideas novedosas que muestran.

Primero  han conseguido que los taburetes formen parte de la mesa y que giren en torno a ella, así siempre estan disponibles y no molestan. Una buena forma de ocupar el mínimo espacio y tener varios asientos.

El problema es que te queda la barra entre las piernas y no te permite la máxima movilidad, es una cuestión de ver y comparar si la suma del diseño junto al ahorro de espacio compensa la incomodidad.

Otra idea genial es que la altura de la mesa no es fija, tu puedes elegir en cada momento la altura mejor.

También te puede interesar:  En la mesa, a jugar

Una idea estupenda para las diferentes alturas que tenemos las personas, por ejemplo mis hijos miden dos metros y todas las mesas les vienen pequeñas, pero mi madre mide un metro y medio y le sucede al revés todas las mesas le vienen grandes.

 

La más grande de todas ellas es que puede unir dos de estas mesas para obtener una de mayor tamaño.

Me encanta este diseño turco.