Por fin llega el verano y con él, además de las altas temperaturas, el fin del curso escolar. Los niños van a pasar mucho más tiempo en casa, así que se hace necesario tenerlos entretenidos. ¿Y qué tiene que ver eso con la decoración? Pues mucho más de lo que parece, porque ahora, los niños necesitarán su espacio para estar, para jugar…

Si tu hijo es de esos que se puede pasar las horas pitando y dibujando en un papel, no puedes perderte esta idea. Se trata de un escritorio para los más pequeños de la casa, pero que puedes llevar de un sitio a otro sin problemas. ¿Que estás en el salón viendo la tele? Pues no pasa nada, le pones el escritorio a tu lado y así no te pierdes nada de lo que hace, sin tener que renunciar a hacer tus cosas.

Se trata de un escritorio ergonómico, muy cómodo y pensado para que los niños jueguen y pinten en el suelo. Está ligeramente inclinado, para que sea más cómodo, y tiene unos agujeros en los laterales que facilitan el transporte para llevarlo de un lado a otro sin problemas. Y como ves, tiene un diseño muy sencillo, de líneas depuradas y sin grandes estridencias: un estilo minimalista para un escritorio muy práctico y que además, está pensado para favorecer y cuidar la postura del niño, y es que no hay que olvidar que tiene también un taburete para que el pequeño se pueda sentar con una postura perfecta. Por cierto, está disponible en varios tonos de madera.

Se llma Knelt, y es un diseño de Ubiquity Design Studio, una idea muy original y práctica, que puede ser la solución ideal para que tu hijo se lo pase en grande y tú no tengas que preocuparte por nada.

También te puede interesar:  Seat Radiator: un radiador de diseño

Vía| Ibiquity desing studio