Esconde tu oficina en la pared

Cuando tu habitación es más pequeña de lo que desearías pero necesitas un escritorio, a veces tienes que recurrir a la imaginación para que no esté todo muy recargado. Hay quienes prefieren escribir con el portátil en cualquier lado y quienes, por el contrario, necesitan un espacio concreto para inspirarse.

IKEA te ofrece una solución a esto con su escritorio Ikea PS. Sí, tal vez es de los pocos muebles que no tengan un nombre impronunciable. Este accesorio es un soporte para portátil que nos ha encantado. Colgado en la pared, cuando está cerrado podría pasar por un botiquín o un armarito pequeño en el que guardar tus secretos. Cuando lo abres, sin embargo, encuentras una mini oficina en su interior. Tendrás un amplio espacio donde colocar tu ordenador y tener papeles, bolígrafos y otros elementos de escritorio a la mano.

Aunque en la foto no se ve, cuenta con salidas para cables de manera que puedas enchufar tus aparatos electrónicos sin ningún problema. Una vez que termines tu trabajo, lo cierras y todo queda recogido. Además, si lo adornas con vinilos o alguna pegatina especial puedes hacer que combine con el resto de la decoración de la habitación.

Este tipo de muebles de escritorio vienen bien para personas que  no tienen mucho espacio disponible o que, simplemente, utilizan poco el ordenador y quieren tenerlo escondido de las visitas. También puede ser una solución para castigar a los peques si se han portado mal, ya que tiene cerradura con llave.

También te puede interesar:  Exposición de muebles y decoración IKEA