No, no es que sean unas mesas de las que te puedes comer (que también podría ser, porque la verdad es que en el mundo de la decoración cada vez nos encontramos con iniciativas de lo más sorprendentes), sino que para hacerlas, Moisés Hernández se ha inspirado en los caramelos.

Me imagino que se refiere a las bandas de colores que cruzan por encima de las mesas, en azul, verde, morado, rojo… En fin, colores de lo más animados y que podrías encontrar perfectamente en una tienda de chuches, o en uno de esos bastones de caramelo tan buenos.

Y es que el sentido de las bandas de colores de las mesas, en diagonal, me recuerdan a esos bastones de caramelo. ¿A ti no?

En fin, que te dejo unas cuantas fotos para que veas las mesas, las tienes, por cierto, de distintos tamaños. ¿Te gustan?

Vía| Design milk

También te puede interesar:  Armario con ruedas, un organizador versátil