Seguro que cuando eras pequeño, en más de una ocasión escuchaste eso de que no se escribe en la mesa, ¿verdad? Hay que ver la de ideas que se nos habrán ido de las manos por obedecer y no pintar en la mesa cuando no teníamos un papel a mano…

La verdad es que en la decoración siempre aparece un mueble, de vez en cuando, que nos sorprende de una manera muy grata. Es el caso, por ejemplo, de estas dos originales mesas. Y es que ha sido verlas y pensar en la cantidad de ideas que podría escribir en ellas. ¡Todo un lujo!

Por un lado, está My Desk, un diseño de Miguel Mestre, una mesa de líneas muy sencillas y sin estridencias, pero que tiene una peculiaridad: puedes escribir en ella, y después, arrancar la hoja y empezar una nueva.

 

Claro, que también está la otra opción, la propuesta de Soup Studio, que se llama Post It Table y que recuerda mucho más a los típicos post it amarillos que solemos utilizar para tomar nuestras notas y no perderlas.

 

Hay que reconocer que cualquiera de las dos mesas es una auténtica maravilla, no solo porque son muy prácticas, sino también porque tienen puntito de lo más original que puede darle ese toque diferente que tanto nos gusta a cualquier oficina o puesto de trabajo. 

La verdad es que cualquiera de las dos es una muy buena opción, una mezcla perfecta de diseño y practicidad, algo que no es tan fácil de encontrar como nos gustaría…

También te puede interesar:  Mesa minimalista de Pierre Lota

¡A mí me encantan! Y es que además, les veo una de funciones… Perfectas para anotar una idea, ese número de teléfono que te dictan cuando no tienes nada a mano para apuntar, la lista de la compra, ¡cualquier cosa!

Fotos de Trecool